26/10/2018 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
Comunicado de la línea de investigación sobre Diversidades Sexuales, Género y Feminismo del IIGHI sobre la ESI
Investigadores y becarios del CONICET y la UNNE destacan la importancia de la correcta implementación de Ley de Educación Sexual Integral
Los integrantes de la línea de investigación sobre Diversidades Sexuales, Género y Feminismo del Instituto de Investigaciones Geohistóricas (IIGHI, CONICET – UNNE), dieron a conocer hoy un comunicado referido a la implementación de Ley de Educación Sexual Integral (ESI).
“La Ley de Educación Sexual Integral (ESI) es una Ley aprobada por el Congreso Federal de Educación en el mes de mayo del 2008 (Res. 45/08) siguiendo la Ley Nacional Nº 26.150 aprobada por las dos cámaras del Honorable Congreso Nacional Argentino el 4 de octubre de 2006 y responde a los compromisos asumidos por los Estados Nacionales en aras de garantizar el derecho de niñas, niños y jóvenes a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos sean estos privados o estatales. Los temas que se formalizan y discuten dentro de los textos de la ESI no están vinculados con ninguna posición religiosa ni pensamiento mágico alguno, esto se debe justamente a que la Ley de Educación Sexual Integral se ajusta a la convicción de que las creencias personales de quienes habitan un país no pueden ser normativas para la totalidad de la población del mismo, menos aún en un Estado laico como es el caso de la República Argentina.
Actualmente la ESI es destinataria de fuertes críticas por parte de diversos organismos e instituciones educativas y religiosas, sosteniendo una postura de clara oposición a través de estrategias discursivas confusas, arbitrarias y peligrosas en cuanto a las interpretaciones erróneas que emanan. Pero este acontecimiento no es aislado, sino que forma parte de una coyuntura donde estos organismos tienen gran incidencia sobre el destino de la población en términos de educación sexual y derechos básicos para las personas gestantes. En esa matriz coyuntural, la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (EVI) recientemente debatida en el Congreso de la Nación, que exigía al Estado una ampliación sustancial de derechos para las mujeres y personas gestantes y una reforma urgente en relación a la educación sexual, fue fuertemente obstaculizada por la oposición de estos mismos organismos e instituciones que operaron con estrategias discursivas de fuerte solapamiento y engaño lo que, como sabemos, no es un acontecimiento inédito en la historia Argentina.
La estrategia de oposición a la ESI proviene de un discurso caprichoso e infundado. Los sectores que estaban en contra de la Ley de IVE exigían al Estado mayor educación. Sin embargo son esos mismos grupos quienes hoy se oponen a la ESI con argumentos anclados en una falacia incomprobable. Pretenden que se enseñe una “educación sexual que eduque en el amor y en valores y no derive en promiscuidad, en estimulación sexual temprana y mucho menos en la orientación sexual” a la cual entienden como una elección (Norte Edición Digital, 25 de octubre de 2018).
Nos expresamos con preocupación ante el hecho de que desde estas agrupaciones se opongan a que los niños, niñas y jóvenes sepan diferenciar claramente amor de abuso. La ESI propone herramientas claves para que los y las menores de edad, en su posición de vulnerabilidad y construcción subjetiva, puedan distinguir gestos que cuadran no tanto con cariño sino más bien con características abusivas, manipuladoras e invasivas que, las más de las veces son perpetradas por adultos en situación de poder tanto en el seno familiar como también en instituciones y en la vía pública.
Ahora bien, frente al pedido de ESI de acuerdo a supuestos “valores”, nos preguntamos ¿Los valores de quién? ¿Los valores de una iglesia que encubre pedófilos de forma sistemática? ¿Los valores de sujetos violentos que niegan la existencia de la diversidad sexual y la consideran una abominación? Recordemos que en Argentina ya hay 62 casos registrados de pedofilia por parte de la institución eclesiástica, cuyo juzgamiento en algunos casos es nulo o cuenta con el amparo del discurso jurídico.
La ESI no desconoce la existencia de la dimensión genital de las personas, sino que la recupera en su anclaje psicosocial para poner al descubierto las desigualdades que se gestan a partir de la estrecha clasificación binaria en mujeres y varones.
La ESI no enseña a las nenas a ser varones y a varones a ser nenas, sino que crea un marco de contención y tolerancia en grupos primarios de desarrollo para que aquellos y aquellas que no se identifiquen con las identidades binarias no abandonen la Escuela y no toleren ser víctimas de violencia que, en general, encuentran en el hogar a sus principales perpetradores.
La ESI es un documento creado por profesionales que consideran la sexualidad y el desarrollo como la interacción de un conjunto de factores psicológicos, afectivos, biológicos y hasta legales. Sus contenidos han sido discutidos por profesionales y están coherentemente adaptados a los períodos etarios de sus destinatarios y destinatarias. Dudar de esta adaptación es ir contra el desarrollo de la ciencia en el mundo occidental.
Cada uno de los contenidos expresados en los cuadernillos responden a reforzar los derechos y oportunidades en tanto se pueden reconocer cuales son la prácticas apropiadas y cuáles no, en vinculación con la edad y grado de desarrollo siguiendo los parámetros de la Ley de Protección Integral de los Derechos de las niñas, niños y adolescentes. Sus bases apuntan a principios contemporáneos básicos de respeto y convivencia.
La ESI es una herramienta informativa y vital al momento de prevenir situaciones de desigualdad entre niños y niñas, y mucho más importante: situaciones de abuso simbólico, bullyng, y en un extremo, pero con lamentable vigencia: abusos sexuales con acceso carnal. Esconder estas situaciones y no hablarlas/denunciarlas es ser cómplice del engaño y participar del delito. La Ley habla de esto, pone en circulación estos saberes y no los deja en manos de los humores familiares privados e individuales. Sin embargo no prohíbe a padres y madres acompañar a sus hijos e hijas en su proceso de aprendizaje en torno a la educación sexual, de hecho favorece la posibilidad de que estos continúen el debate en sus hogares según los principios y valores que consideren más aptos.
Lamentablemente en nuestro país las estadísticas demuestran que el 85 % de los casos de violaciones ocurren dentro de la familia y en el círculo cercano. Es decir que dejar esta defensa de derechos para los ámbitos privados no protege a nuestros niños y niñas. La ESI, no se opone a la familia sino que la sitúa en un lugar de mayor protagonismo y otorga herramientas para que los niños, niñas y jóvenes puedan diferenciar las formas de vincularse en sus círculos más íntimos.
Ante esto nos preguntamos: ¿Cuál es el temor de enseñar entonces a identificar un abuso? ¿A quién conviene que esto permanezca en el silencio? ¿Por qué no quieren que se metan con sus hijos?
La ESI discute y promueve una mejora en los vínculos entre personas. Enseña y clarifica sobre los noviazgos violentos y sobre las discriminaciones hacia los diferentes que somos todas y todos. Nos muestra como la base de los vínculos es el respeto a las diversidades y no una posición religiosa que no es compartida y que no puede erigirse en ley. La pregunta que cabe hacernos es la siguiente. ¿Se trata de otra oposición de un sector poderoso y totalitario asustado, tratando de convencer a sus bases para no perder poder sobre nuestros cuerpos y nuestras voluntades?
Es en estos sentidos que desde la línea de investigación Diversidades sexuales, género y feminismo del Instituto de Investigaciones Geohistóricas, del CONICET y la UNNE; consideramos, con asidero en los avances de las ciencias sociales y por el respeto de las instituciones legislativas democráticas, que la ESI debe continuar con su implementación efectiva y sin modificaciones. Que nos protege como ciudadanos y ciudadanas de los embates del oscurantismo y los humores religiosos de turno. Es por el futuro de nuestros niños y niñas y por el respeto a las leyes”.
Enlaces institucionales:
Honorable Congreso de la Nación 4/10/2006:
Lineamientos curriculares para la ESI:
Imágenes
cerrar
Últimas entradas
13/11/2018
La investigadora del CONICET María Vanina Martínez participó de uno de los últimos encuentros del ciclo en 2018.
06/11/2018
Se trata de una publicación destinada a difundir trabajos de investigación sobre el NEA.
01/11/2018
La delegación Nordeste resultó ganadora de la Copa camaradería y obtuvo medallas en diferentes disciplinas.
31/10/2018
Desde el 31 de octubre, los Investigadores Principales podrán presentar sus solicitudes para alcanzar la categoría máxima dentro de la Carrera del Inv
30/10/2018
El objetivo es implementar el Programa “ANSES va a tu trabajo”, que agilizará las gestiones de los empleados del organismo.