NOTICIAS INSTITUCIONALES

Investigadores del CONICET confirman nuevos registros de yaguareté en el Chaco y Formosa

Las huellas halladas permitirán estudiar las condiciones de los ejemplares de esta especie amenazada que subsisten en el NEA.


Investigadores del CONICET estudian nuevos registros de yaguaretés en las provincias de Chaco y Formosa. Los hallazgos, que fueron reportados por pobladores y autoridades locales, permitirán estudiar las condiciones en las que se encuentran las poblaciones del mayor felino de América en la zona del Nordeste argentino.

En un trabajo coordinado con guardaparques y funcionarios provinciales y nacionales, los científicos corroboraron la aparición de huellas tanto en la provincia del Chaco como en Formosa. La especie se encuentra en serio peligro en esta región e incluso se la consideraba extinta en algunos puntos, donde no había registros hace más de una década, por lo que estos hallazgos son de suma importancia.

Los investigadores colocaron cámaras trampa para obtener más registros de los yaguaretés. FOTO: Gentileza Proyecto Yaguareté

Panthera onca es el nombre científico de esta especie, que tienen una gran importancia dentro del ecosistema sudamericano y que se encuentra amenazada, de acuerdo a la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. En los últimos años, los investigadores del CONICET participaron de manera activa en la elaboración y el asesoramiento de planes de conservación en la región para evitar que desaparezca.

Para obtener más datos acerca de los yaguaretés que circulan, los investigadores buscarán obtener registros fotográficos a través de cámaras trampa. «Una vez que identificamos las huellas, coordinamos con los guardaparques y armamos mapas para establecer cuáles eran los mejores lugares para ubicar los dispositivos técnicos que nos van a permitir conocer las características de estos animales y cuáles son sus hábitos», explica la la investigadora asistente del CONICET en el Instituto de Diversidad y Ecología Animal (IDEA, CONICET – UNC) y Centro de Zoología Aplicada, Verónica Quiroga, que fue una de las encargadas de coordinar el procedimiento.

Una de las claves para que los científicos puedan acceder a datos sobre la aparición de yaguareté fue la conformación de un grupo de colaboradores, integrado por pobladores locales, guardaparques y autoridades provinciales. «En el marco de Proyecto Yaguareté, estamos trabajando con este sistema hace varios años y nos da muy buenos resultados. Cada vez que tienen una sospecha de que encontraron huellas, no envían fotos que cotejamos con un sistema que nos permite determinar si efectivamente se trata de esta especie», explica el investigador adjunto del CONICET en el Instituto de Biología Subtropical (IBS, CONICET – UNaM), Agustín Paviolo.

Los investigadores del CONICET confirmaron que las huellas halladas en Chaco pertenecen a un yaguareté. FOTO: Gentileza Proyecto Yaguareté.

El trabajo de los científicos y voluntarios del proyecto también incluye la entrega de material de difusión, que tiene como objetivo aumentar el compromiso de toda la sociedad para la protección de esta especie. «Estamos muy contentos, no sólo por los nuevos datos de presencia en suelo chaqueño, sino también por haber presenciado cómo las autoridades, guardaparques y técnicos provinciales y nacionales reaccionaron rápidamente ante los indicios de la especie, enviando gente a la zona a corroborar los datos y evitar la cacería de esos individuos», señalaron los miembros de Proyecto Yaguareté en un comunicado publicado en las últimas horas, en el que también agradecieron los aportes de  la Administración de Parques Nacionales y los guardaparques de Reserva Natural FormosaParque Nacional El Impenetrable y Parque Nacional Copo.